100 consejos para pensar positivo

Boletin

Suscríbete a nuestro boletín informativo por correo electrónico para mantenerte al día con nuestras últimas noticias, artículos e historias.

Aquí hay 100 consejos para pensar positivamente para ayudarte a canalizar tus pensamientos negativos o enojados hacia una perspectiva positiva más feliz y productiva.

Consejos generales para pensar positivamente.
Practica estos simples ejercicios y sugerencias para mantener tus pensamientos en el lado positivo.

  1. Analiza lo que salió mal. Pensar positivamente no significa negar que haya algo malo. En su lugar, date tiempo para pensar en las cosas que llevaron a tu situación actual para evitar futuros errores y mirar hacia un mañana más positivo.
  2. Cree que tendrás éxito. No hay nada como creer en ti mismo para crear una realidad exitosa. Date el beneficio de la duda y cree que lograrás tus objetivos. No es fácil pero merece la pena. Prueba estos ejercicios para cambiar tus emociones negativas primero.
  3. Propón ideas sobre cómo convertir los pensamientos negativos en positivos. Si crees que deberías haber hecho esto o aquello de manera diferente, intenta cambiar tus pensamientos. En lugar de darte crédito por lo que hiciste, recuerda que no eres perfecto o que puedes hacerlo mejor la próxima vez.
  4. Dirige tus pensamientos. Esta técnica, utilizada por psicoterapeutas, puede ayudarte a controlar tus pensamientos cuando comienzas a sentirte deprimido o ansioso. Crea un pensamiento feliz, una imagen positiva o recibe comentarios positivos para mantener los malos sentimientos bajo control.
  5. Concéntrate en las cosas buenas de la vida. La forma más fácil de “expulsar” todos los sentimientos que no son positivos es concentrarte en lo que quieres en lugar de en lo que no quieres. No dejes que los pensamientos y sentimientos negativos te abrumen cuando te sientas deprimido. Incluso si es solo por unas pocas horas al día, deja de dejar de lado tu negatividad solo enfocándote en las cosas buenas de tu vida.
  6. Perdónate. Golpearse constantemente por cosas que han salido mal no las cambiará. Dite a tí mismo que estás perdonado por tus errores y permítete seguir adelante.
  7. Date crédito a ti mismo. A menudo, cuando nos sentimos frustrados o molestos, solo nos concentramos en las cosas malas o los errores que hemos cometido en lugar de darnos crédito por lo que hacemos bien. Permítete sentirte seguro acerca de las cosas que has logrado, incluso si te has equivocado en otras áreas.
  8. Aprender del pasado. El pasado está detrás de ti y no importa lo mal que hayan ido las cosas, no hay nada que puedas hacer para cambiarlas. Cuando sientas que surgen pensamientos negativos sobre el pasado, reemplázalos con pensamientos positivos sobre el futuro.
  9. Enumera las razones por las que obtendrás lo que deseas. Si tienes problemas para creer que obtendrás esa gran promoción o que tu libro se publicará, intenta sentarte y encontrar una lista de razones por las que obtendrás lo que deseas en lugar de centrarte en las razones por las que podrías no hacerlo.
  10. Solo usa palabras positivas cuando hables. Si constantemente te dices “No puedo”, puedes convencerte de que es la verdad. Reemplaza estas palabras negativas por otras positivas. Dite a ti mismo que harás lo mejor que puedas o que en su lugar harás todo lo posible.
  11. Practica la afirmación positiva. Uno de los ejercicios de pensamiento positivo más populares es la afirmación positiva. Esto significa que repites una frase positiva para ti de forma regular como “Merezco ser feliz” o “Soy digno de amor”. Creer que estas cosas son verdaderas y recordarlo puede ayudarte a tener una perspectiva más positiva de la vida.
  12. Practica la autohipnosis. La autohipnosis produce un estado mental altamente consciente que estás dispuesto a seguir instrucciones. Esto significa que estarás más abierto a sugerencias positivas que te permitirán ser más feliz y, con suerte, más saludable en tu vida.
  13. Recuerda que las cosas podrían ser peores. No importa lo mal que se pongan las cosas, recuerda que podrían ser peores y agradece todas las cosas buenas que hay en tu vida, incluso cuando parece que hay más cosas malas que buenas.
  14. Piensa en ello como una oportunidad. A veces, incluso las cosas aparentemente negativas en nuestras vidas nos presentan oportunidades que no hubiéramos sido lo suficientemente fuertes como para perseguir lo contrario. Tal vez perder tu trabajo es solo la oportunidad que necesitas para comenzar tu propio negocio o volver a la escuela.
  15. Piensa en formas de convertir la visualización en acción. El siguiente paso natural de esto es pensar en cómo vas a llegar a donde te ves. Solo imaginarlo no va a hacer que suceda, así que crea un plan para dar un paso a la vez hasta que lo hayas logrado.
  16. Usa palabras que evoquen fuerza y ​​éxito. Intenta llenar tus pensamientos con palabras que te hagan sentir fuerte, feliz y en control de tu vida. Haz un esfuerzo concentrado para concentrarte en estas palabras en lugar de aquellas que te hacen sentir que estás fallando o que eres incompetente.
  17. Trabajar en visualización. Imaginar lo que quieres lograr o la persona que te gustaría ser puede ser un gran motivador para llegar allí y ayudarte a sentirte más positivo sobre la distancia que aún tienes que recorrer.Consejos para pensar positivamente en el trabajo
    El trabajo puede ser un lugar estresante, pero usa estas técnicas e ideas para mantenerte en el lado positivo.
  18. Evitar compañeros de trabajo negativos. Nada puede arruinar una actitud positiva como los compañeros de trabajo que sacan lo negativo de todo. Evita hablar con aquellos que sabes que solo te harán sentir peor.
  19. Sé constructivo. Hacerte críticas crueles e injustificadas no solo te pondrán de mal humor, seguramente tampoco te ayudará a mejorar. Sé constructivo en tus críticas a ti mismo para que puedas crecer y aprender.
  20. Cree en ti mismo. ¿Quieres esa promoción? ¿Esperando obtener esa enorme cuenta? Cree que puedes hacerlo y que tal vez se haga realidad.
  21. No te quedes. Entonces cometiste un error. Le pasa a todo el mundo. No te detengas en tus errores. Haz las paces contigo mismo y pasa a otros proyectos
  22. Mantén un registro de tus pensamientos. Cuando te encuentres pensando pensamientos negativos, intenta anotarlos. Puedes encontrar un patrón y descubrir algunas formas de revertir cómo te ves a ti mismo o situaciones negativas.
  23. Mírate racionalmente. Es fácil despreciarte por equivocarte en el trabajo, incluso en las pequeñas cosas. Pero intenta dar un paso atrás y mirar la situación. Puedes descubrir que lo que pensabas que era un gran problema realmente no importa tanto.
  24. Busca la oportunidad. En cada fracaso hay una oportunidad para mejorar. Dedica tiempo a pensar en formas en que puedes convertir tus contratiempos en el trabajo en formas en que puedes salir adelante en el futuro.
  25. Relájate y deja que las cosas sucedan. A veces, la mejor manera de lidiar con los problemas es relajarse y dejar que sigan su curso. A menudo, las cosas pueden parecer mucho más importantes de lo que realmente son y recordar esto puede ayudarlo a relajarse y no sentirse tan estresado.
  26. Velo desde otro punto de vista. Cambia tu patrón de pensamiento tratando de ver las cosas desde otro punto de vista, ya sean tus compañeros de trabajo, tus jefes o simplemente alguien imparcial. Puede ayudarte a ver dónde te equivocaste y entender por qué otros podrían estar molestos.
  27. Siéntate derecho. Agacharse en la silla no te hará sentir mejor por nada que te moleste. Siéntate derecho en tu silla y ve si mejora tu pensamiento.
  28. Deja de ser tu peor crítico. No hay nadie más que sepa cómo hacerte sentir tan mal como puedes. Deja de lado las duras críticas y piensa cosas buenas sobre ti cuando sientas que estás en lo peor.
  29. Rodéate de imágenes positivas. Haz de tu escritorio tu propia escapada privada y feliz. Coloca fotos de cosas que te hagan feliz o que te recuerden tus objetivos para crear un ambiente tranquilo y positivo.
  30. Realmente creo que eres el mejor en tu trabajo. Si constantemente buscas fallas en tu trabajo y adoptas una actitud amarga, es mucho más probable que realmente tengas un bajo rendimiento. Si crees que eres bueno en tu trabajo, es mucho más probable que pongas el esfuerzo y el rendimiento que te harán bueno.
  31. Visualiza un resultado exitoso. A veces puede ser útil imaginarse a sí mismo completando un proyecto con éxito u obteniendo la promoción que deseas. Esto puede alentarte y hacerte sentir mejor sobre la situación.Consejos para pensar positivamente en tu vida familiar y personal.
    Ya sea que estés luchando por mantener una actitud positiva sobre ti o sobre los problemas de tu familia, prueba estas técnicas de pensamiento positivo.
  32. Asociarse con aquellos que piensan positivamente. La positividad es contagiosa, así que busca amigos y familiares que vean el lado bueno para rodearte.
  33. Evite echar la culpa. Entonces no se pagó la factura del agua. Podrías enojarte y comenzar una pelea con tu cónyuge o compañero de cuarto. O bien, podrías dejarlo ir, tomarlo con calma y trabajar juntos para remediar la situación.
  34. Alégrate de que tu vida no sea aburrida. Si nunca te sucedió nada bueno o malo, es probable que empieces a aburrirte mucho con tu vida. Toma todo lo que se te presenta como un desafío y una forma de mantenerte ocupado e interesado en tu vida.
  35. Sé juguetón. No hay nada que levante tu estado de ánimo y cambie tu forma de pensar, como tomarse un tiempo para abrazar el juego y tu niño interior.
  36. Beneficiarse de las actitudes de los demás. ¿Tienes un amigo que siempre sabe qué decir para hacerte sentir que las cosas van a estar bien? Consuélate en las personas que te rodean que tienen actitudes positivas y que pueden hacer que te sientas mejor con cualquier cosa que suceda en tu vida.
  37. Piensa en cosas positivas sobre tus seres queridos. Hacer que alguien más se sienta bien consigo mismo puede fortalecer las relaciones y darle un pensamiento positivo para concentrarse, en lugar de lo negativo.
  38. Desarrolla un mantra personal. No importa lo que elijas repetirte a ti mismo, haz las palabras de tu mantra con las que quieras vivir todos los días que te recuerden ser positivo y aprovechar lo que la vida tiene para ofrecer.
  39. Haz algo lindo ¿Quieres sentirte mejor? Intenta hacer algo bueno por alguien que te importa. Te sentirás bien por ser amable y quizás puedas alegrarle el día a otra persona.
  40. Encuentra a alguien con quien compartir. Saber que no estás solo puede ser una experiencia curativa. Comparta tus sentimientos negativos con un amigo, un familiar o incluso un profesional de la salud mental. Probablemente te sentirás mejor después de que te hayas quitado las cosas del pecho y hayas tenido a alguien con quien hablar.
  41. Mimarse. Una forma de recordarte las cosas positivas que la vida tiene para ofrecerte es permitirte todo lo que amas. Ya sea una caja de bombones, un masaje o un nuevo videojuego, tómate un descanso para relajarte.
  42. Deja ir el pasado. No determina tu futuro, ¿por qué centrarse en él? Si te sientes reflexionando sobre el pasado, haz un esfuerzo consciente para llevar tus pensamientos en otra dirección.
  43. Mira la imagen completa. ¿Es ese boleto de estacionamiento que tienes un fastidio? Por supuesto. ¿Todavía te sentirás mal por eso más adelante esta semana? ¿Este mes? Aprende a dejar de lado las cosas que realmente no importan.
  44. Recuerda tus bendiciones. Ya sea que te sientas bendecido por tu familia, tus amigos o incluso que solo tienes comida para comer cada día, recuérdate estas cosas, por muy pequeñas que pueda parecer.
  45. Di gracias. La mayoría de nosotros tenemos mucho por lo que sentirnos agradecidos por lo que simplemente damos por sentado. Agradece a aquellos en tu vida que hacen que sea mejor y más feliz para obtener un impulso de positividad para ti también.Consejos para pensar positivamente en diversión y relajación.
    No pases tu tiempo libre sintiéndote mal por las cosas que han sucedido. Cambia tus pensamientos de lo malo a lo bueno con estos consejos útiles.
  46. Concéntrate en la respiración. Cuando las cosas parecen ser demasiado difíciles de manejar, intenta concentrarte en simplemente respirar. Te relajará, eliminará parte de tu ansiedad y te permitirá concentrarte en elementos más positivos en tu vida.
  47. Cuenta atrás para la relajación total. Todos hemos estado tan molestos o frustrados en algún momento que sentimos que queremos explotar. Si sientes que estás llegando a este punto, detente y comienza a contar. Para obtener un bono adicional, intente relajar cada parte del cuerpo a medida que cuentas para que termines completamente relajado y listo para pensar lógicamente.
  48. Crea algo. La negatividad inspira muchos sentimientos destructivos y una forma de contrarrestar eso es trabajar para crear algo. Pinta o dibuja, cose algunas cortinas nuevas, construye un modelo o incluso arma un rompecabezas.
  49. Participa en actividades que trabajen hacia tus objetivos. Si estás tratando de perder peso, no pases el fin de semana horneando galletas que solo te tentarán a caer del carro de baja en calorías. En lugar de eso, anímate haciendo una caminata, jugando tenis con un amigo o simplemente haciendo ejercicio.
  50. 100 consejos para pensar positivoParticipar en actividad física. El ejercicio libera sustancias químicas que te dan un impulso de ánimo. Trota, practica un deporte o simplemente camina alrededor de la cuadra para mejorar tu perspectiva.
  51. Explora el mundo que te rodea. Distráete de tus sentimientos negativos abrazando tu sentido de la aventura. Visita una parte de la ciudad en la que nunca has estado, haz una excursión de un día a una bodega local o simplemente pasa el tiempo reviviendo los felices recuerdos de las cosas de tu casa.
  52. Encuentra algo de qué reírte. Si no tienes nada en tu día que haya sido particularmente divertido, piensa en un recuerdo que nunca deja de hacerte reír. Es difícil ser negativo cuando te estás riendo y sonriendo.
  53. Concéntrate en toda la diversión de tu vida. Si bien puedes pasar 40 horas a la semana como esclavo detrás de un escritorio, es probable que tengas algunas cosas en su vida que también sean divertidas y agradables. Concéntrate en estas cosas y pasa tiempo pensando en formas nuevas y emocionantes de divertirte cuando te sientas deprimido.
  54. Emocionarse. Incluso si hay un millón de cosas que temes hacer el lunes, intenta encontrar una cosa que te entusiasme. Incluso esa única cosa puede tener un gran impacto en cómo te sientes y cómo abordas tu día.
  55. Imagínate en un lugar feliz. La visualización puede ser una herramienta poderosa y puedes usarla para alejarte de cualquier situación en la que te sientas infeliz y que te haga sonreír. Solo cierra los ojos e imagina lo que sea que te haga sentir mejor.
  56. Escucha algo optimista. La música puede ser un gran potenciador del estado de ánimo. Ya sea que conduzcas en tu automóvil o pases el rato en su casa, acelera las canciones con algo que te haga sentir feliz.
  57. Meditar. Los beneficios de la meditación son muchos, y uno de ellos puede alentar el pensamiento positivo. Al despejar tu mente y relajarte, puedes expulsar una gran cantidad de negatividad que puede estar molestándote.
  58. Controla tu flujo de conciencia. Cuando solo estás sentado y pensando, ¿los pensamientos negativos superan a todo lo demás? Controla a dónde va tu mente cuando está en reposo y aprenda a redirigir tus pensamientos hacia recuerdos más felices.
  59. Lee un libro inspirador. Si tienes problemas para encontrar algo inspirador en tu vida en este momento, intenta inspirarte en la vida de otra persona leyendo un libro destinado a inspirar y elevar.
  60. Tómate un descanso de las noticias. Las noticias a menudo están llenas de todo tipo de información deprimente. Si ya estás de mal humor, descansa de las noticias y haz algo que te resulte agradable.
  61. Piensa en 100 cosas que disfrutas haciendo. ¿Sientes que tu vida es un gran y horrible sumidero en este momento? Siéntate y trata de elaborar una lista de las cosas que disfrutas hacer. Incluso cosas pequeñas como tomar una ducha caliente o disfrutar de un paseo por la nieve pueden hacer que te des cuenta de que tu vida no es tan mala después de todo.
  62. Mira tu película favorita. Obtén una rápida respuesta al ver tu película favorita o solo tus escenas favoritas. Recibirás una sonrisa o una risa y olvidarás lo que sea que te deprimiera.Consejos para pensar positivamente al enfrentar desafíos.
    Todos tienen que enfrentar desafíos en sus vidas de vez en cuando. Ya sean objetivos personales difíciles de cumplir o problemas inesperados, estos consejos pueden ayudarte a lograrlo con una sonrisa en tu rostro.
  63. Cree que te mejorarás. Las personas que enfrentan enfermedades pueden sentir una sensación de desesperanza y miedo. Estos sentimientos no van a ayudar en nada. Concéntrate en mejorar y vivir cada momento como si pronto estuvieras bien.
  64. No esperes que el cambio sea fácil. Nadie prometió que hacer un gran cambio en tu vida sería fácil o que superar obstáculos sería un paseo por el parque. No se supone que sea. No permitas que la oposición te permita perder tu confianza y adaptar una actitud negativa.
  65. No dejes que la pérdida te detenga. Cuando se persigue cualquier objetivo, seguramente habrá reveses en el camino. No dejes que esto te impida dirigirte hacia tu objetivo final.
  66. No te dejes renunciar. Renunciar es, por lo general, tomar la salida fácil de una situación. No importa cuán negativo te sientas, nunca dejes de perseguir algo que realmente quieres. Te agradecerás a largo plazo si no te rindes.
  67. Encarar para cambiar. El mundo cambia constantemente y tú y los que te rodean también cambian. Haz las paces con estos cambios y comprende que no siempre significan el final de la felicidad solo porque son algo diferente.
  68. Fingir hasta que lo consigas. Una forma de enfrentar un desafío es crear un sentimiento de confianza y felicidad en ti mismo. Al principio, este sentimiento puede no ser real, pero con el tiempo comenzarás a sentirte más feliz y tal vez incluso más cerca de tu objetivo.
  69. Encuentra el lado bueno. Cada nube tiene un lado positivo y solo necesitas encontrar el tuyo. Intenta encontrar el punto brillante en medio de toda la agitación que rodea a una situación y concéntrate en eso para superarlo.
  70. Concéntrate en encontrar una solución. No te revuelvas en tus problemas. En cambio, trabaja para encontrar una solución y resolverlos. Podrás sentirte proactivo y tener el control de tu vida.
  71. Mantente en el camino. Es fácil ser débil y desviarse de cualquier objetivo que estés persiguiendo porque ahora es más fácil. No dejes que la debilidad se apodere de ti, solo te sentirás peor más tarde. Proporciona recordatorios para mantener una mentalidad positiva y permanecer con el programa.
  72. Toma una decisión consciente de ser resistente. En la vida, puedes dejar que un desafío te derribe y hacerte ver el mundo con una luz negativa o puedes aprovechar la fuerza que ni siquiera sabías que tenías y superarla. Elije lo último: nunca es demasiado tarde.
  73. Imagínate en el peso que quieres tener. Perder peso puede ser un gran desafío, incluso para los más decididos. Representarte a ti mismo con el peso que deseas tener puede ser un gran motivador para llevarte al camino del éxito.
  74. Empieza pequeño. Trabajar en una meta enorme de una sola vez puede ser abrumador y, a veces, desalentador. Da un paso a la vez y reduce tu objetivo final hasta llegar allí.
  75. Tómalo de frente. A veces, la mejor manera de lidiar con las cosas negativas en tu vida es enfrentarlas. Alcanzar una resolución o, al menos, trabajar para lograrla probablemente te hará sentir mejor con casi cualquier situación.
  76. Realmente cree que tendrás éxito. Si deseas una ventaja adicional en el éxito, cree que tendrás éxito. Esto puede darte la confianza y la seguridad que necesitas para marcar la diferencia.
  77. Comprende que la situación no es para siempre. Incluso si estás lidiando con el dolor de un ser querido perdido, recuerda que con el tiempo te sentirás mejor. Es posible que siempre te sientas triste por una pérdida, pero solo será más fácil con el tiempo. Tómalo día a día y ten en cuenta la fugacidad de cualquier mala situación.
  78. Comprende los obstáculos que existen para desafiarte. En tu camino hacia el éxito, encontrarás algunos obstáculos. Comprende que estos no están necesariamente allí para evitar que hagas lo que quieres, solo para asegurarse de que realmente lo quieresConsejos para pensar positivamente en tu actitud diaria.
    Si realmente deseas cambiar tu perspectiva de la vida, intenta usar estas técnicas para cambiar la forma en que enfrentas los problemas y ves el mundo.
  79. Acepta las cosas buenas. A veces nos vemos tan atrapados en las cosas malas que se nos presentan que olvidamos apreciar las cosas buenas. Tómate un minuto para sentarte y pensar en todas las cosas positivas que sucedieron en tu día, por pequeño que sea.
  80. Cree que el mundo es un buen lugar. Si miras al mundo y solo parece fatalidad frente a ti, no te estás haciendo ningún favor. Cree que el mundo es un buen lugar y es probable que encuentres muchas más formas en que las cosas buenas pueden aparecer en tu camino.
  81. Cree que puedes cambiar. Todos tienen cualidades que no les gustan de sí mismos y que a veces los hacen sentir mal consigo mismos. Cree que puedes cambiar estas cosas y comenzarás a ver pequeñas formas de hacerlo.
  82. Cree que mereces cosas buenas. Si realmente no crees que mereces cosas buenas en tu vida, es probable que no encuentres muchas. Cree que eres digno de que te dé la buena fortuna y que tal vez sea así.
  83. Cambia tu ambiente. Algunas personas piensan que recuperas lo que sacaste, así que deja de poner mala energía y cambia a una perspectiva más positiva. Si realmente funciona o no, no importa, te sentirás mejor de cualquier manera.
  84. Elige la alegría. Todos los días, cuando te levantas, eliges si ser feliz o miserable. Elige ser feliz y vivirás una vida mucho más alegre.
  85. Crea objetivos realistas. Por supuesto, te sentirás frustrado si haces que tus objetivos sean tan inalcanzables que no puedas alcanzarlos sin importar cuánto trabajes. Cree objetivos más pequeños o más realistas para que puedas sentirte logrado en lugar de derrotado cada día.
  86. Decide por qué quieres lo que quieres. Si te sientes molesto porque sientes que no estás logrando las cosas que quieres en la vida, tómate un momento para sentarte y descubrir las razones por las que realmente quieres esas cosas. Puedes descubrir que no estás tan apegado a ellos como crees.
  87. No coloques tu futuro en las manos de otra persona. Tu futuro es solo tuyo para dar forma. Recuerda esto y toma el control de a dónde vas en la vida.
  88. No te hagas la víctima. A todos les pasan cosas malas de vez en cuando. Tener lástima de ti mismo y querer que otros sientan pena por ti no va a mejorar las cosas. Levántate y comienza a trabajar hacia un futuro más feliz.
  89. Emociónate con todas las posibilidades que te esperan. Incluso en medio de los desastres más grandes, hay una multitud de posibilidades que te esperan para hacer cambios o enfrentarte al mundo mañana.
  90. Mantén fuera lo malo. Tienes el control de lo bueno y lo malo que eliges dejar en tu vida. Cuando puedas, limita la cantidad de cosas negativas que dejas entrar en tu vida, incluidos tus pensamientos.
  91. Mira las cosas con ojos frescos. A veces, lo mejor que puedes hacer es dormir con un problema para poder verlo al día siguiente cuando no te sientas tan emocional.
  92. Haz del pensamiento positivo un hábito. No solo practica pensar positivamente cuando te sientas deprimido. Conviértelo en algo cotidiano, ya sea que estés de buen humor o mal.
  93. Date cuenta de que tus pensamientos no te pertenecen. Detén tus pensamientos negativos en seco al darte cuenta de que estás a cargo de lo que piensas, y no al revés.
  94. Ver la belleza en todo. Incluso si estás de mal humor, tomarse el tiempo para mirar todas las cosas bellas que te rodean en el mundo puede proporcionar una forma instantánea y perspicaz de levantar el ánimo.
  95. Sonreír. A veces, todo lo que se necesita para sentirse bien es poner una sonrisa en tu rostro. Practica poner una cara feliz incluso cuando te sientas más o menos.
  96. Empieza inmediatamente. ¿Quieres hacer un cambio positivo en tu vida? Hazlo ahora. Aplazarlo solo te da tiempo para poner excusas, así que comienza lo antes posible.
  97. Deja de dejar que los pensamientos negativos te controlen. La negatividad puede ser una emoción abrumadora, una que puede hacerte sentir fuera de control e infeliz en todos los aspectos de tu vida. Pon fin a estos pensamientos negativos y toma el control de cómo te sientes.
  98. Para de poner excusas. Siempre hay un millón de excusas para que cualquier persona no haga algo, incluso si ese algo puede hacer que se sienta más feliz. Deja de poner obstáculos a tu felicidad y deshazte de esas cojas excusas cuando te escuches a ti mismo haciéndolas.
  99. Toma el control de tus decisiones. Eres el jefe de lo que está sucediendo en tu vida, incluso cuando sientes que no tienes otra opción. Toma de nuevo el control de tus decisiones y elige ser más feliz y más positivo.
  100. Tómate el tiempo para descubrir lo que realmente quieres. Cuando sientas que te sientes negativo por las cosas que no has logrado, tómate un tiempo para pensar si realmente quieres esas cosas. Descubrir lo que es realmente importante para ti puede ayudar a eliminar los malos sentimientos sobre cosas que realmente no deseas.

Artículos Relacionados

¿Te gustó este artículo sobre 100 consejos para pensar positivo? Únete a la conversación.